Home Bienestar Resequedad Vaginal: una Afección Común

Resequedad Vaginal: una Afección Común

0
Resequedad Vaginal: una Afección Común

La resequedad vaginal se produce por la disminución en la producción de estrógeno. Las infecciones, ciertos medicamentos y otros factores también pueden causarla. Sin embargo, esta afección se presenta con mayor frecuencia durante o después de la menopausia. La razón: cuando hay menos estrógeno en el cuerpo, “los tejidos vaginales se tornan más delgados, más secos, menos elásticos y más frágiles” (Mayo Clinic, 2019).

Además de las molestias durante las relaciones sexuales, la resequedad vaginal también presenta síntomas urinarios, conocidos como el Síndrome Genitourinario en la Menopausia (SGM). Aquí te contaré cuáles son algunas de las causas, síntomas y tratamientos. Pero recuerda siempre consultar con tu médico de confianza antes de iniciar cualquier medicación.

CAUSAS DE LA RESEQUEDAD VAGINAL

  • Menopausia
  • Extirpación quirúrgica de ambos ovarios
  • Lactancia materna
  • Medicamentos que afectan los niveles de estrógeno (anticonceptivos)
  • Tratamientos de radioterapia o quimioterapia para el cáncer
  • Efectos secundarios del tratamiento hormonal del cáncer de mama

SÍNTOMAS DE LA RESEQUEDAD VAGINAL

Si presentas alguno de los siguientes signos, consulta con tu médico de confianza para que te recomiende el tratamiento adecuado para ti.

  • Sequedad vaginal
  • Ardor vaginal
  • Picazón genital
  • Sensación de ardor al orinar
  • Incontinencia urinaria
  • Molestias durante las relaciones sexuales
  • Estrechamiento y acortamiento del canal vaginal

TRATAMIENTOS PARA LA RESEQUEDAD VAGINAL

Dependiendo del origen y otras condiciones de salud, tu médico te puede recomendar algunos de los siguientes medicamentos para humectar los tejidos vaginales y darles más flexibilidad.

HIDRATANTES VAGINALES

Estos productos se aplican directamente en la vagina, con la frecuencia que el médico te haya indicado. Su función es retener la humedad, hidratar tejidos vaginales y disminuir niveles de pH en la vagina (Breatcancer.org, 2015). Los venden sin receta médica, pero te aconsejo que uses los que no tienen parabenos ni glicerina.

LUBRICANTES VAGINALES

Lo puedes aplicar las veces que sea necesarios para aliviar la fricción, resequedad y dolor durante las relaciones sexuales. Para evitar irritaciones o infecciones, te aconsejo que uses los que están hechos a base de agua y sin parabenos.

Evita los que tienen perfumes, sabores o los que están hechos a base de petróleo. La vaselina hace parte de este último grupo, por lo que los especialistas no lo recomiendan como lubricante vaginal. Además, puede corroer los condones de látex.

ESTRÓGENO VAGINAL

Si los síntomas persisten, es posible que tu médico te recete una terapia localizada de estrógeno. “El tratamiento consiste en colocar una dosis baja de estrógeno directamente en la vagina, lo que ayuda a reconstruir el revestimiento vaginal y estimula la lubricación” (Breatcancer.org, 2015). Esta terapia se puede realizar de las siguientes formas:

  • Cremas: la cantidad definida por el especialista se administra directamente a la vagina con la ayuda de un aplicador. La dosis suele ser diaria durante un par de semanas, frecuencia que también determina el médico tratante.
  • Anillo vaginal de estrógeno: dispositivo suave y flexible que se introduce en la vagina para que libere estrógeno. Debe reemplazarse aproximadamente cada tres meses.
  • Comprimidos: son supositorios o tabletas vaginales que se insertan en la vagina una vez al día, por dos semanas, o según las indicaciones del ginecólogo.

La resequedad vaginal es muy común especialmente en la menopausia. Los síntomas son desagradables y dolorosos. Afortunadamente con un tratamiento recetado por el ginecólogo, mejoranSin bien la resequedad vaginal es frecuente en la menopausia, cualquier mujer puede padecerla. La actividad sexual, con o sin pareja, ayuda a prevenir el GSM. La razón: “Aumenta la circulación sanguínea en la vagina, lo que ayuda a mantener sanos los tejidos vaginales” (Mayo Clinic, 2019).

Los controles médicos anuales también son otra forma de monitorear tu salud sexual y tu bienestar, en general.

Dora D’Agostino

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Regístrate para recibir nuestras actualizaciones

Hazlo ahora mismo!

Respetamos tu privacidad