Inicio Mujeres Discriminación a la Mujer en el Trabajo

Discriminación a la Mujer en el Trabajo

2
Discriminación a la Mujer en el Trabajo

Uno de los problemas más grandes que enfrentamos, es la discriminación a la mujer en el trabajo. Contra esto hay que luchar sin descanso, hasta lograr la paridad en la materia. Existen diferencias notables que nos sitúan a las mujeres en situación de desventaja en las empresas. ¿Por qué si trabajamos a la par de un hombre, no somos reconocidas de igual manera?

Un ejemplo palpable de la discriminación a la mujer en el trabajo es la diferencia salarial que existe entre los hombres y nosotras. Esto es sin duda una injusta situación que nos coloca en una posición de inferioridad frente a ellos. Muchas veces ocupamos altos cargos directivos y el paquete que ofrecen las empresas, no se equipara con el de un hombre que ocupa la misma posición. Por qué en pleno siglo XXI continúa esta injusta diferencia?

DISCRIMINACIÓN A LA MUJER: POR FIN NUESTRA LUCHA ESTÁ DANDO FRUTOS

Corregir este problema ha sido sumamente difícil. Han sido años de lucha para que nos reconozcan. Afortunadamente el Fondo Económico Mundial ( WEF ) lo viene estudiando a lo largo de varios años en decenas de países. Su informe del 2017 establece que la diferencia de ese año, fue menor en materia de discriminación laboral que la de los años 2015 y 2016.

Como vemos ya existe en el mundo algo de conciencia para enfrentar esta injusta brecha económica. Sin embargo, no se ha llegado todavía a la solución definitiva del problema. De nosotras depende continuar empoderadas defendiendo lo que es justo y nos merecemos. No podemos seguir aceptando posiciones en las cuales nuestro paquete salarial sea inferior. Debemos defender nuestra sabiduría, nuestros conocimientos, experiencia y fortalezas frente al empleador. La discriminación a la mujer debe terminar de una vez por todas.

LAS MUJERES TENEMOS LOS MISMOS DERECHOS SALARIALES QUE LOS HOMBRES

DISCRIMINACIÓN LABORAL

También tenemos que seguir luchando para eliminar por completo la discriminación laboral por razones de sexo, entre otras variadas circunstancias. Como sabes, es notable la mayoritaria participación masculina y la constante y repetida negativa para incorporar mujeres en muchos lugares de trabajo, o en posiciones que solo están reservadas para los hombres. Esto hace que sea urgente y fundamental una revisión y un ajuste legal, que corrija este inmerecido desbalance.

Todavía continúan los casos de discriminación a la mujer en el trabajo. No los aceptemos más. Nuestro sufrimiento por esta desigualdad debe acabar.

Nunca olvides que las mujeres tenemos los mismos derechos y las mismas oportunidades que los hombres en materia laboral. Esta lucha no debemos abandonarla jamás. No apoyemos más discriminación a la mujer en materia laboral. Tomemos las riendas!

Dora D’Agostino

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Regístrate para recibir nuestras actualizaciones

Hazlo ahora mismo!

Respetamos tu privacidad