Inicio Anti-Aging Nutrición vs Suplementos Vitamínicos

Nutrición vs Suplementos Vitamínicos

Obtener la cantidad diaria recomendada de vitaminas y nutrientes de los alimentos en lugar de los suplementos, es más eficaz para promover la buena salud y mayor longevidad. Si bien los suplementos pueden ayudar a abordar las deficiencias nutricionales los investigadores han demostrado que las vitaminas y minerales encontradas en los alimentos son superiores a sus contrapartes, basadas en suplementos, debido a sus compuestos biológicos activos.

Más de una tercera parte de la población de los Estados Unidos toma suplementos vitamínicos. Según expertos, se gasta una exorbitante suma de cinco mil millones de dólares al año en estos productos, para combatir desde el envejecimiento hasta los resfriados.

LOS SUPLEMENTOS COMPLEMENTAN UNA BUENA NUTRICIÓN

Los suplementos vitamínicos se usan para complementar una nutrición saludable, no para remplazarla. Si generalmente estás sano y comes una variedad de alimentos probablemente no necesites suplementos vitamínicos.

Sin embargo, ciertas poblaciones corren un mayor riesgo de ingesta nutricional inadecuada, incluidos los ancianos, los veganos, las personas dependientes del alcohol y los pacientes con problemas de absorción; en éstos, el estado vitamínico insuficiente se ha relacionado con enfermedades crónicas y graves y, por consiguiente, con muerte prematura.

Para esas enfermedades, hay unas condiciones de salud crónica, asociadas con una ingesta de vitaminas sub-óptimas, así como fuentes basadas en alimentos que pueden reducir la posibilidad de una mayor longevidad.

Hay que entender que en ciertos casos las comidas fortificadas y los suplementos vitamínicos pueden ser útiles para proporcionar un nutriente específico, o más. Por ejemplo, se aconseja a las mujeres embarazadas que tomen vitaminas prenatales que contienen entre otros, ácido fólico.

Si no ingieres suficientes alimentos saludables o no comes una variedad saludable de alimentos; igualmente para aquellas personas que tienen algún déficit de vitaminas o minerales, detectado por exámenes de laboratorio, está plenamente justificado el uso de suplementos vitamínicos.

No sustituyas una comida nutritiva por suplementos vitaminicos. Ellos son el complemento de una buena nutrición.

FUENTES NATURALES DE VITAMINAS

Vamos a referirnos ahora a los distintos suplementos vitamínicos necesarios y dónde podemos encontrarlos. Por ejemplo, si hablamos del corazón, se sabe que el riesgo de enfermedad coronaria y de ACV se ha relacionado con niveles de Folatos bajos (Vitamina B9). La Vitamina B6 y B12 se necesitan para el metabolismo de la homocisteína. Los niveles altos de Homocisteína predicen enfermedad cardíaca. Hay evidencias de que las personas con bajos niveles de Homocisteína, tienen un menor riesgo de enfermedad cardiovascular. Existen muchos alimentos ricos de Vitamina B.

  • Las fuentes naturales de Vitamina B6: incluyen pescado, pollo, carne, nueces, legumbres, papas, granos completos.
  • Fuentes de Vitamina B12 son: la carne, leche, pollo, pescado, huevos.
  • Fuentes de Folatos: vegetales verdes, granos completos, cereales, granos fortificados. Los folatos y las Vitaminas B son los únicos nutrientes que pueden beneficiar un corazón sano y la longevidad.
  • Vitamina A: está presente en la naranja, frutas de color amarillo, vegetales como la zanahoria, hojas verdes, espinacas, huevos.
  • Fuentes de Vitamina K: vegetales verdes, frondosos como el kale, espinacas, coles, (como Vitamina A-K) magnesio, el aguacate y las nueces son también excelente fuente de Vitamina K.
  • Cobre: las más ricas fuentes de cobre incluyen mariscos, semillas y nueces.
  • Zinc: las ostras, cangrejos, langosta, pollo, caraotas y nueces.
LOS CAROTENOIDES (PROVITAMINA A)

Investigadores en este campo sugieren que éstos tienen varias propiedades anti-cancerígenas, incluyendo la inhibición de la angiogénesis, producción de radicales libres, mitigación de la propagación celular. Aunque estos efectos anti-cáncer son inconclusos, muchos piensan que una buena ingesta de alimentos ricos en Vitamina A, pueden ser quimio-protectores.

La provitamina A se encuentra en la naranja, plantas y frutas de colores amarillos y rojos.

SALUD ÓSEA

La Vitamina D es esencial en la salud ósea. Existen varios factores combinados que aumentan el riesgo de hipovitaminosis D y de Osteomalacia en el anciano, incluyendo cambios cutáneos con la exposición a la Vitamina D. El aumento de la Hormona Paratiroidea y cambios en la absorción del calcio disminuyen la 25 OH Vitamina D; y disminuye la reabsorción renal del calcio. También la disminución de la actividad física, exposición al sol y la ingesta nutricional.

Cuando se considera la osteoporosis, se requieren el calcio y la Vitamina D para su prevención. La Vitamina D es sintetizada en el cuerpo por la luz solar, pero también está presente en los pescados, granos, hígado, carne, huevos y algunos hongos.

SALUD HEMATOLÓGICA

El cuerpo necesita Vitamina K para producir Protombina, que es una proteína importante, vital para la coagulación de la sangre, así como para el metabolismo óseo. Personas con niveles bajos de Vitamina K tienen riesgo de hemorragias. Ya hemos mencionado anteriormente que las fuentes nutricionales ricas en Vitamina K, son los vegetales verdes, kale, espinaca.

Todas estas vitaminas y sus fuentes que hemos mencionado son definitivamente la clave para desarrollar una dieta balanceada adecuada, y sus concentraciones son superiores al contenido de ellas en los suplementos vitamínicos.

Los alimentos ricos en nutrientes es lo que principalmente necesita el organismo para estar saludable.

No podemos dejar de mencionar un elemento esencial en la dieta mediterránea como es el aceite de oliva extra virgen. El aceite de oliva es rico en grasas monoinsaturadas; ayuda a prevenir y reducir el desarrollo de muchas enfermedades. Tiene entre otras, propiedades antibacterianas; reduce el colesterol; mejora las funciones cognitivas; mejora la salud intestinal, mejora el sistema inmune.

Se sabe que una dieta saludable rica en nutrientes puede impactar positivamente la salud.

En conclusión, los suplementos vitamínicos sólo se usan para complementar una dieta saludable, no para remplazarla.

Dr Isidoro Bronstein

Salud y Medicina Anti-Aging

Isidoro Bronsteinhttps://www.doradagostino.com
Isidoro Bronstein, Médico Internista con especialización en Cardiología y Medicina Anti-Aging. Miembro de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna. Miembro de la Sociedad Venezolana de Cardiología. Miembro de la Academia Americana de Medicina Anti-Aging. Miembro de la Academia de Ciencias de New York.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

¿Cómo Aprender a Meditar para Alcanzar Bienestar?

¿Cómo aprender a meditar? Si estás buscando respuesta a esta pregunta es porque tomaste la decisión de comenzar con esta milenaria práctica que tantos...

7 Ideas de Desayunos Saludables, uno para Cada Día de la Semana

Siempre nos han dicho que el desayuno es la comida más importante del día. Pero ¿qué tan balanceado debe ser? Según la OMS (2019),...

¿Te Sientes Sola Estando Acompañada?

Sentirse sola estando acompañada es una de las peores sensaciones que podemos experimentar. Tener a alguien a tu lado, o estar rodeada de personas...

Enseñanzas que Aprendemos de los Centenarios

¿Cuáles son las enseñanzas de los centenarios sobre la salud? La comida y el ejercicio son solo una parte del panorama. Las personas que...